Servicio de aire acondicionado.

El objetivo de darle mantenimiento al equipo de aire acondicionado, es mantenerlo en óptimas condiciones y así minimizar fallas más costosas para el usuario.

Normalmente, un mantenimiento preventivo o de rutina consiste en:

La limpieza del evaporador
Cambio de los sellos
Hacer un vacío al sistema
Agregar aceite al compresor
Finalmente cargarlo con su respectivo refrigerante

Sin un mantenimiento regular, el aire acondicionado pierde aproximadamente 5% de su eficiencia original por cada año de operación, si se le da un mantenimiento adecuado se podrá mantener el 95% de la eficiencia original.