Ventajas de contar con cámara y sensores de reversa

No son pocas las personas que pueden tener problemas al momento de estacionar su auto, suele pasar. Es para estas personas que se le hace una herramienta necesaria la cámaras de retroceso.

Si no ha venido de fábrica, instalar una puede ser una opción muy conveniente para evitar que al retroceder o estacionar, choques o raspes tu auto, o peor, uno ajeno.

Estos dispositivos se instalan en la parte inferior trasera del vehículo y permiten informar al conductor, mediante un sonido de alarma, si existe algún obstáculo en la parte posterior del vehículo, al momento de estacionar, evitando choques y/o hendiduras en la carrocería del auto y accidentes con niños pequeños o mascotas que pueden atravesar intempestivamente.

¿Cómo funciona? Cuando un objeto o persona se encuentra próximo a la parte trasera del auto, el sensor emitirá la repetición constante de un pitido en el interior del auto, advirtiendo al conductor de la presencia del obstáculo. A medida de que el auto se acerca a este objeto o persona, la repetición de estos pitidos será más corta, entregando una estimación respecto a la distancia.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 51121420_2427088177362035_7074338790424182784_o-1024x576.jpg